EXFOLIANTE

Exfoliantes faciales y corporales | Alissi Bronte

La piel está compuesta por varias capas, siendo el estrato córneo la capa más externa y superficial que queda expuesta al medio ambiente. Esta capa está compuesta por células muertas, proteínas y otros componentes que la hacen fuerte para resistir las agresiones externas. Cada día estas células muertas son eliminadas de forma natural, sin embargo, con el paso de los años la renovación celular disminuye drásticamente y el proceso es cada vez más lento. A medida que envejecemos estas células se van acumulando en la superficie de la piel. Los exfoliantes ayudan a la piel a eliminar las células que se van acumulando en la epidermis, además, mejora el aspecto de la piel, ayuda a disminuir las arrugas, a mejorar cicatrices y a reducir las manchas.

HIDRATACIÓN

ROYAL PEEL SUPER EXFOLIANTE DE MIEL

ABHON200
Exfoliante corporal con miel cristalizada que seduce a los sentidos. Gran poder regenerador y nutritivo que al humedecerlo se convierte en un aceite que se funde con tu piel. Peeling suave. 99% de activos de origen natural Tamaño: 200 ml. Corporal Exfoliante Natural Piel seca
ENVEJECIMIENTO

DIAMOND PEEL

ABDIA100
Peeling efecto terciopelo Exfoliante facial con polvo de diamante que suaviza las arrugas y elimina las impurezas de la piel. Lujoso peeling inspirado en la técnica dermatológica de microcristales. Tamaño: 100 ml. Facial Todo tipo de pieles Día y/o noche Microgranulado
PIEL APAGADA

POLIVITAMINIC EXFOLIANTE FACIAL GLORIOSO

ABSCR100
Peeling suave que devuelve a tu piel su vitalidad y luz natural. Un ritual exfoliante semanal con microgránulos cítricos para potenciar tu luminosidad y unificar el tono de tu piel. Tamaño: 100 ml. Facial Todo tipo de pieles Día y/o noche Exfoliante Vegano
Mostrando 1-3 de 3 artículo(s)

Además de la limpieza facial, que es fundamental por el día y por la noche, exfoliarnos la piel tendría que estar incluido en nuestra rutina de belleza al menos una o dos veces por semana para conseguir tener la piel resplandeciente. 
Más

El principal objetivo de un exfoliante facial es retirar las células superficiales de la piel y así conseguir una piel más suave y radiante de forma prácticamente inmediata, además, a medio plazo, si retiras dichas células regularmente, conseguirás no solo prevenir que tus poros se congestionen y que se formen impurezas en tu rostro sino estimular la regeneración natural de tu piel.

La exfoliación, tanto facial como corporal, muchas veces es olvidado sin querer porque desgraciadamente la gente no sabe la importancia que tiene.

Existen varios tipos de exfoliantes.

Dependiendo de qué zona del cuerpo vayas a cuidar y de qué tipo de piel tengas, será más recomendable utilizar uno u otro. Además, también será un factor clave la constancia, se recomienda exfoliar la piel una vez a la semana (dos veces si tienes la piel grasa y cada dos semanas si tienes la piel sensible). Hay que estar atentos sobre el tipo de piel que tengamos porque estas diferencias serán las que determinarán cómo cuidar nuestra piel. Si no la tratamos correctamente, podríamos dañarla incluso más.

La diferencia fundamental reside en el tipo de exfoliación. Puede ser una exfoliación física o mecánica, que conocemos como scrubs, su textura es cremosa y granulosa, en la que utilizamos partículas, bolitas o micro gránulos de diferentes tamaños y origen que ayudan a exfoliar la piel por medio de la fricción. Una exfoliación química o enzimática se realiza con productos que contienen ingredientes exfoliantes dentro de su formulación, con activos renovadores como los AHA (alfa-hidroxiácidos) y BHA (beta-hidroxiácidos).

En Alissi Brontë queremos ayudarte a elegir el mejor exfoliante para que luzcas la mejor versión de tu piel y esté repleta de vida.

EXFOLIANTE PARA PIELES SECAS

Aunque a menudo la piel seca es algo pasajero y vinculado en muchas ocasiones al clima o la exposición al sol, si no se cuida, puede provocar problemas a largo plazo.

Factores como el maquillaje: si después de llevarlo todo el día, lo dejamos durante toda la noche; los químicos, que se encuentran en los productos que nos ponemos; el sol, si no utilizamos protector solar, pueden favorecer al desgaste de nuestra piel, dejándola seca y tirante, haciendo, además, que se deteriore rápidamente. Elige siempre un exfoliante físico con gránulos con pocas aristas para realizar una renovación suave de la piel y aplica después una crema hidratante y nutritiva.

EXFOLIANTE PARA PIELES MIXTAS

Normalmente las pieles mixtas tienden a ser más grasas en la zona T, comprendida entre la frente, nariz y barbilla, y más secas en el resto de zonas. Por ello, el mejor exfoliante es aquel que respeta las necesidades de cada zona. Para las pieles mixtas, la mejor opción es limitar la exfoliación a 2 veces por semana para no provocar daños en tu tez. Es importante que previo al exfoliante facial, hagas una limpieza de rostro. En cuanto al peeling perfecto, elige uno exfoliante físico inspirado en la microdermoabrasión con polvo de diamante o un exfoliante químico con ácido glicólico.

EXFOLIANTE PARA PIELES GRASAS

Las células muertas de la piel suelen resistirse más tiempo en la cara si tienes la piel grasa, por eso desde Alissi Brontë queremos recomendarte la mejor manera de exfoliar tu rostro. Si tu rostro tiende a ser más oleoso y brillante, y sobre todo, si tienes los poros de la piel dilatados y los puntos negros más perceptibles, tu rutina principalmente debe basarse en reducir la grasa acumulada. Te recomendamos utilizar un exfoliante químico con ácido glicólico. Dale mimos a tu piel evitando los tónicos que contengan alcohol y busca los astringentes que controlan los niveles de grasa que produce tu piel para mantenerla lo más perfecta posible.

EXFOLIANTES PARA PIELES SENSIBLES

La piel sensible es aquella que reacciona con efectos adversos a los productos y por ello hay que cuidarla con más cariño. Debido a esto, deberás realizar la exfoliación con mucho cuidado con exfoliantes mecánicos suaves y realizar una limpieza profunda previamente. Además, recurre a ingredientes que no provoquen irritación y que dejen tu piel lisa, evita los productos solares químicos, las fragancias o los productos que contengan alcohol. Las fórmulas deben ser suaves o neutras y si contiene un agente calmante o hidratante como la caléndula o el ácido hialurónico, mucho mejor.

No olvides hidratar tu piel después de la exfoliación.

Menos

Producto agregado a favoritos